Archivos mensuales: diciembre 2013

Vienen tiempos buenos.

Vienen tiempo buenos.

Seguro, seguro que vienen tiempos buenos, y el 2014 va a ser un buen año, de eso estoy seguro.

Hemos ido escapando, salvando quincenas, meses en los que el 31 no llegaba, navidades, compromisos, hipotecas… Y qué?
Sinceramente, creo que lo peor ya esta pasado, que a partir de ahora todo ira a mejor.

Todo esto, no es porque venga el destino de cara, que eso es una historia en la que yo no creo, sino porque en estos años de crisis, estamos aprendiendo a buscarnos las castañas,a agudizar el ingenio, a reinventarnos… lo que viene siendo, a salvar obstáculos.

Hay veces, y ya me ha pasado en alguna ocasión, en las que lo ves todo muy negro, no ves solución, te encuentras sin salida, y ese pensamiento negativo, inunda tu cabeza…  Pues esas veces, siempre ha aparecido ese “rayito de luz”, esa pequeña esperanza, que hace que afloje la cuerda que casi todos llevamos..

Casualidades de la vida, esa oportunidad casi siempre ha venido a las postrimerías de un sacrificio, de un trabajo bien hecho, fijado en los pequeños detalles que muchos creen que no tienen importancia, y de una mente que nunca debe de parar de buscar soluciones..

Problemas; soluciones.
Plan A; Plan B.

Así debe de ser.

Y porque también, debéis de saber, que calentarse la cabeza en algo que no podéis controlar, es tiempo perdido, y dinero en ibuprofenos, tirado a la basura.
Porque las cosas hay dos formas de hacerlas, o bien, o mal, y porque para hacer algo medio bien, es mejor no hacerlo.
No agobiaros por el futuro, y por el qué pasará, porque de aquí a que llegue ese dia, pueden cambiar las circunstancias, TÚ puedes hacer que cambien, o imaginando el peor de los casos, seguro que puedes seguir buscando una alternativa.

Con esta frase, especial para mí, me despido.

“Marcate una serie de prioridades, ponlas en orden, y empieza por la primera”

Buenas noches… y tranquilos, que vienen tiempos buenos.

:)

El comienzo.

Que hace un muchacho que siempre ha sido de ciencias, con un blog de cara al público?? Eso, sinceramente, es lo que yo ahora mismo me pregunto.

Escuche la idea y me gustó. Y sinceramente, aunque a veces me cueste, me he tomado esta opción como un pequeño rincon en el que poder transmitir mis pensamientos, sentimientos, y demás  inquietudes…

No prometo nada, solo, espero que os guste. Abrazos… compadres y comadres! :)