Archivos mensuales: septiembre 2014

Críticas, y personalidad.

Hablemos de las críticas.
Del miedo a la opinión pública. Del temor al juicio de los demás.

Dentro de este tema, no nos enfoquemos solo en personajes
famosos, personas que representan un cargo público importante, o deportistas de élite… Centremonos, en todos y cada uno de nosotros.

Cada uno tenemos nuestra forma de ser, nuestra forma de pensar, nuestra forma de trabajar, nuestra forma de actuar…
Y como es más que obvio, no todos somos iguales, y no todos pensamos igual.

Muchos de nosotros, nos paramos a pensar en el que pensaran. En las aparanciencias, en la fachada, en el “no voy a hacerlo, por si me sale mal”, en el “qué diran”, en el “no voy a hacer esto por si a la gente le parece ridiculo…”

Y eso, es un grave error.

Cada uno es como es, único e irremplazable. Y cada uno tenemos nuestra forma de pensar y de actuar.

Realizaremos nuestro trabajo, nos saldra mejor o nos saldra peor, seremos los mejores y seremos los peores; Gustaremos a veces, y muchas otras recibiremos criticas sin cesar.

Ni a veces seremos tan buenos, ni otras seremos tan malos, eso es así.

Pero debemos de asumirlo

Debemos probar, intentar, acertar.. Y equivocarnos. Muchas y muchas veces, equivocarnos.

Debemos tener en cuenta consejos, opiniones contrarias a la nuestra, y las criticas, también debemos escucharlas… por supuesto.

Debemos de aprender que no siempre tenemos la razón en todo, que alomjor no estamos en lo correcto, debemos aprender a equivocarnos… Pero sobre todo, a construir esas criticas negativas, en criticas constructivas.

Darles importancia, (no más de la que merecen) y convertirlas en opiniones que nos hagan ver otros puntos de vista diferentes a los nuestros.

Pero siempre, los que debemos de tener la personalidad y capacidad decisitoria, somos nosotros.

Esa personalidad, debe de ser uno de nuestros puntos fuertes, y algo innegociable.

Que no nos hagan desistir ni renunciar a lo que queremos por “el qué diran”

Recuerda… No siempre podemos caerle bien a todo el mundo. Y si eso es asi, seguramente, no estaremos en el camino correcto.

La zona de confort

Hablemos de la zona. La zona de confort.

Cuando hacemos cualquier tipo de deporte, llega un momento en el q hacer un tiempo, una distancia, una marca, un numero de repeticiones con un numero determinado de kilos, etc… No nos cuesta trabajo realizarlo.

Lo hacemos sin problemas.
Llegamos a nuestro lugar de entrenamiento, lo realizamos, y sin más, nos vamos. Nos sentimos comodos haciendolo, no nos cuesta mucho esfuerzo, estamos… en nuestra zona de confort.

Vale, todo esto esta bien, pero si nos mantenemos dia tras dia así, estamos en el camino incorrecto;  Hacia el progreso.

Personalmente, creo todos deberiamos de intentar salir mas de esa zona de confort que nosotros mismos hemos creado.

Si queremos progresar, en todos los aspectos debemos de ir mas allá, debemos aprender a odiar la palabra conformismo, debemos aprender a querer mucho más. Hacer lo posible por llegar a donde antes no habiamos llegado, por descubrir lo que antes desconociamos, por aprender dia tras dia…

En resumidas cuentas, debemos de empezar a disfrutar con esa sensacion de “miedo” que tenemos cuando nos enfrentamos a lo desconocido.

Solo asi lograremos progresar. No tengas miedo, y haz aquello que siempre quisiste hacer, visita los sitios que siempre quisiste ver, y atrevete a hacer todo lo que siempre soñaste.  Que ese miedo al “qué pasará”, no te frene.

Asi que si quieres, sigue mi consejo.

Sal, de tu zona de confort.