El cambio. Agosto.

Es tan extraña la sensacion cuando lo tienes todo, o casi todo, cuando estas bien, cuando tienes todas las comodidades del mundo,todas las facilidades, etc… y de repente sientes que no quieres eso, que hasta ni yo mismo a veces consigo entenderlo.

Pero asi son las cosas. Llega un punto en el que la rutina te agobia, esas comodidades no te aportan nada nuevo, te das cuenta que todo eso esta muy bien, pero… eso no es lo que quieres, no te llena del todo, o no es lo que necesitas. (Otros, en cambio, pueden llamarlo masoquismo).

Pienso que si quieres quieres ser algo grande, tienes que apostar en grande. Elegir lo que quieres ser, y en lo que elijas, querer ir superandote dia a dia. Formarte, tener objetivos a corto, y largo plazo. Y sobre todo, sentirte vivo.

Querer ser el mejor, pero sin compararte con otros. Ser el mejor, y llegar a donde antes no habias llegado.

Hacer cosas que te llenen, y que te hagan sentirte vivo. No nos centremos solo en lo economico. Aunque parezca raro, hay veces en que lo material puede pasar a un segundo plano. Siempre que tengas un objetivo. Digamos que son… inversiones a largo plazo, y a corto, también (en otros aspectos).

Cuando estas concienciado en algo, da igual que nadie lo entienda. Asume riesgos, se diferente. Lo cotidiano y lo general, nunca llegaron a sobresalir. Si quieres sobresalir, tendras que difererenciarte al resto; esto es asi, no te queda otra. Bueno si, y trabajar mucho.

¿Conformismo? No me gusta esa palabra.

No hay una fuerza mas poderosa que la de la voluntad humana. Voluntad que proviene de la actitud, y esa actitud que emana de la motivacion. Nuevas motivaciones, nuevos retos.

¿Nos quedamos en algo común y esperamos a que la suerte sepa donde vivimos y toque a nuestra puerta, u optamos por formarnos, y hacernos a la idea, de que esa suerte la manejamos nosotros?

Tengamos a su vez siempre en cuenta, que todo puede fallar, y tengamos que empezar de 0….

¿Y? ¿cual es el problema?

3 comentarios en “El cambio. Agosto.

  1. Mirando nuestra vida pensamos que todo lo que tenemos haría feliz a cualquier persona, porque lo tenemos todo, y no nos podemos (o deberíamos) quejar…No obstante, siempre existe un “pero”. Una pelea entre la mente y el deseo, para quien no se conforma con lo que la vida le da, para quien piensa que su felicidad completa no reside en lo que ya tiene, para el ambicioso, el inconformista, el egoísta, el emprendedor, y otros calificativos según el punto de vista.

    Estas personas, entre las cuales me incluyo, nos obligamos a pensar que debemos saltar porque todo lo que vendrá debe ser mejor, porque esto no es todo lo que la vida debe poder ofrecernos. Tiene que haber más, verdad? Si no, para qué arriesgarnos?

    Una vez escuché que no hay mayor fuerza en el mundo, que una idea a la que le ha llegado su tiempo. “La idea es resistente. Altamente contagiosa. Una vez que una idea se ha apoderado del cerebro es casi imposible erradicarla.” Así que, amigo mío, si ya hemos pensado en un “quiero más”, en una nueva meta, o sientes ese ansia de búsqueda de lo distinto y lo nuevo…no dudes, no temas, y lánzate, al vacío si es necesario. Porque el pensar en no hacer realidad una idea, un deseo, o una meta, puede hundirte más que cualquier fracaso al intentarlo.

    Obtendrás lo que trabajes en hacer realidad. No lo que desees que pase.

    No dudo que tu, inconformista ambicioso, conseguirás lo que te propongas.

    Un beso enorme!

Responder a Antonio Losana Serrano Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>